Mujeres transexuales son las primeras en sufrir un despido por la regulación de empleo provocado por la crisis.

Mujeres transexuales son las primeras en sufrir un despido por la regulación de empleo provocado por la crisis.

 

Este es el caso de Joana, una trabajadora que presta su servicio en atención telefónica en 11888 (popularmente los pelochos) en la empresa Sitel. Ésta traspasa el servicio a Unitono sin finalizar la campaña.

 

Y en donde a los trabajadores si se les ofrece su incorporación a la nueva empresa Unitono, pero sin sus derechos anteriores como son: el horario, jornada y salario.

Todo ello lleva a que una trabajadora de telemarketing que no llega a un sueldo digno a final de mes (840 euros por 39 horas semanales) ahora con la reducción de Jornada a 37,5 horas semanales hay una reducción de salario de unos 500 euros al año y con su nuevo horario de 10-14 y de 16 a 19:30 (antes de 9:30 a 13:30 y de 14:30 a 18:30) con esta reorganización de tiempo de trabajo de la empresa la trabajadora pierde media hora de trabajo diario y con ello su reducción de salario, pero en cambio no en tiempo invertido en el trabajo ( 1 hora para ir a trabajar + 4 horas trabajo mañana + 2 horas comida + 3 y media de horas trabajo tarde +1 hora volver a casa = 11 horas y media diarias  todo ello supondría 9 a 20:30 horas es el tiempo que la trabajadora tiene que dedicar al trabajo. Horario anterior de 9:30 a 13:30 y de 14:30 a 18:30 (1 hora para ir al trabajo + 4 h trabajo mañana + 1 h comida + 3h trabajo tarde + 1 hora volver a casa = 11 horas diarias de 8:30 h a 19:30 es decir que la nueva empresa no facilita la conciliación de vida laboral con familiar.

 

ATC denuncia la actitud de estas grandes empresas, que sus con decisiones, que solo buscan el mayor beneficio a cualquier precio, no solo no facilita la conciliación de la vida laboral con la familiar y obtiene grandes ganancias en un sector donde nuestra reivindicación es intentar poder llegar a final de mes (trabajadoras de comercio, sector de la dependencia. de Telemarketing, ocio educativo).  No podemos seguir soportando la triste suerte de no ser ni siquiera “mileurista”. Apoyamos a Joana, mujer transexual, para que pueda seguir luchando y reivindicando sus derechos como trabajadora en un sector como el telemarketing, donde las empresas españolas y multinacionales obtienen grandes beneficio a costa de salarios miserables y contratos basuras. Decimos no al miedo que nos paraliza y hace que la mayoría de los trabajadores de los call center renuncien a luchar por sus derechos y reclamamos el fin de la explotación laboral de los teleoperadores. Nuestro trabajo es eficaz, valioso y dan grandes beneficios a las empresas para las que trabajamos. Queremos los salarios y condiciones de trabajo que merecemos y que las multinacionales del telemarketing nos niegan sistemáticamente.  .  

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s