conmemoración del Dia Internacional en memòria de les víctimas del Holocausto. LA PERSECUCIÓN DEL TERCER REICH: cuerpos sexuados, transexualidad,

el

En 1910 Magnus Hirschfeld investigando las conductas sexualesConmemoración del Dia Internacional en memòria de les víctimas del Holocausto.
LA PERSECUCIÓN DEL TERCER REICH: cuerpos sexuados, transexualidad, intersexualidad y transgenerismo.ATC llibertat 2013

Transexualidad: cuando la mente rechaza el cuerpo.
TRANSGENERO: Término global o general para designar a “Gente que no se conforma con los típicos roles de género”, sin que esto determine que quiera poseer la dotación anatómica del sexo opuesto.
Intersexualidad: Es un grupo de afecciones donde hay una discrepancia entre los genitales internos y externos (los testículos o los ovarios).
Travestí, transexual, transgénero: cronología de conceptos
No hay una única forma de definir a cada una de las identidades de la comunidad trans pues todas ellas están en proceso de construcción y cambio. Aquí un acercamiento histórico para saber de dónde vienen, aunque no a dónde van.
Magnus junto a dos TransexualesSiglo XIX
Magnus Hirschfeld (Kolberg, Alemania, 1868-1935) acuña el término travesti. Hirschfeld desarrolló la teoría del tercer sexo, intermedio entre varón y mujer. Se interesó en el estudio de una amplia variedad de necesidades sexuales y eróticas en una época en la que la taxonomía de la identidad sexual aún estaba en formación. Hirschfeld utiliza el término travesti para definir a personas que sienten compulsión por usar ropas del sexo opuesto y lo diferencia de homosexualidad como una forma de actividad sexual contraria a la norma heterosexual. Utiliza a su vez la palabra transexual como forma genérica para lo que hoy denominamos transexuales, travestis y homosexuales.
Para Havelock Ellis (1859-1939), el problema del vestido es sólo un elemento de lo que él denomina eonismo o también inversión sexo-estética, aquella que conducía a una persona a sentirse como alguien del sexo opuesto y a adoptar sus hábitos, manteniendo la dirección de su impulso sexual.
En 1897 Hirschfeld fundó el Comité científico humanitario para defender los derechos de los homosexuales y anular el parágrafo 175 de la ley alemana. El eslogan del comité, “Justicia a través de la ciencia”, reflejaba la creencia de Hirschfeld que un mejor conocimiento de la homosexualidad eliminaría la hostilidad hacia los homosexuales.
Harry Benjamin (Berlín, Alemania, 1885-1986) es conocido como el padre del transexualismo. Establece que la diferencia entre travestismo y transexualismo es que en el primero los órganos sexuales son fuente de placer, en el segundo son fuente de disgusto. Diferencia así tres tipos de transexuales: el no quirúrgico, el verdadero de intensidad moderada (cirugía media) y el verdadero de intensidad alta (cirugía completa). El transexual se define por tanto por requerir un cambio de sexo y su problema es de género, el del travesti es social y el del homosexual es sexual, donde el sexo se ubica debajo del cinturón y el género por encima de éste. Benjamin respalda la existencia de lo trans al plantear que es imposible adaptar la mente al cuerpo y por tanto es necesario adaptar el cuerpo a la mente.
Lily Elbe bSiglo XX
A principios del siglo XX se realizan los primeros esfuerzos científicos por estudiar la sexualidad y se dictan las primeras especulaciones sobre la homosexualidad, intersexualidad, hermafroditismo y travestismo.
La aparición del término género, a mediados del siglo XX, en el campo de las ciencias médicas sirve en primera instancia para explicar prácticas nombradas como “aberraciones sexuales”, entre ellas el travestismo.
Robert Stoller (New York, Estados Unidos, 1925-1991) conduce a la conceptualización del transexualismo como un desorden de la identidad de género. El transexual es para él un individuo que ha desarrollado una identidad de género equivocada según su sexo propio. De este modo se deriva el problema de los “desórdenes sexuales”, del sexo al género, que es también visto como un paso del consultorio médico a la calle, por las protestas de movimientos de travestis que derivaron en la despatologización de sus prácticas sexuales, así como de las homosexuales, aunque el transexualismo sigue, aún hoy, en la agenda médica.
Desde la antropología el travestismo es presentado como un tercer estatus sexual o el tercer género, que tiene un correlato biológico en el intersexo, ambos agrupan a individuos de género confuso. Aunque en la práctica alterne entre ambos sexos, están quienes los ubican en uno u otro género (masculino o femenino). En cualquier caso hay consenso sobre el carácter ficcional que vincula género con sexo, aunque para algunos la ambigüedad del travestismo cuestionaría todos los binarismos (sexo/género, gay/no gay, masculino/femenino).
Para Judith Butler (EU,1956) es inútil ubicar a los grupos de diversidad sexual fuera del género, sino más bien es necesario deconstruir el concepto mismo de género. En muchos otros casos, el acuñar el término tercer género ha sido consecuencia de equiparar el travestismo como expresión institucionalizada de la homosexualidad.
1389.5 Holocaust DSiglo XXI
El transexualismo se introdujo en el Manual de Diagnóstico y Estadística de Transtornos Mentales en 1980. En 1994 se reemplazó el diagnóstico de transexualismo por transtorno de identidad sexual. La transexualidad es considerada un transtorno de la salud mental en la medida que se trata de patrones de comportamiento que producen una desventaja adaptativa causando sufrimiento personal. Aunque la comunidad GLTB está en desacuerdo con esa nomemclatura.
Con las organizaciones de población trans se ha dado voz en los últimos años del siglo pasado y en el presente a los propios individuos para que den su testimonio sobre lo que para ellos es ser travesti, transexual, transgénero, entre otras identidades diversas.
El travestismo es quizá la subcultura homosexual con evidencias históricas más antiguas. A través de la historia, el travestismo ha evolucionado para convertirse en una de las manifestaciones artísticas, sociales y de militancia política más fuertes e importantes en la comunidad LGBT, desde el teatro griego, pasando por la revuelta de Stonewall, hasta la actualidad.
Debemos empezar aclarando la diferencia entre el travestismo y el transformismo. El travestismo es la adopción de vestimentas y actitudes convencionalmente atribuidas y utilizadas por el sexo opuesto. Por su parte, el transformismo consiste en la definición anterior pero agregando que lo anterior se hace por motivos artísticos. Para aclarar, un transformista es un travesti, pero un travesti no es necesariamente un transformista.
De esta manera, las primeras manifestaciones de travestismo estuvieron a cargo de transformistas de la Antigua Grecia. En el teatro griego las mujeres no estaban permitidas, por lo tanto, los personajes femeninos de las obras de teatro eran interpretados por hombres. Dichos hombres no eran necesariamente homosexuales, aunque no podemos decir que no lo fueran, ya que en la antigua cultura griega la homosexualidad y la bisexualidad eran socialmente aceptadas y ampliamente practicadas. Los actores que representaban personajes femeninos usaban máscaras e indumentaria adecuada para interpretar a las diosas, musas, heroínas e incluso a personajes ya travestidos en la obra. Por ejemplo, en la mitología circulaba la historia de Hércules, quien fue obligado por la reina Onalfa de Libia a vestirse de mujer. Asimismo, en la obra de Eurípides Las Bacantes, Penteo, rey de Tebas, se trasviste para espiar a su madre. Los romanos continuaron con la tradición teatral griega durante los siglos siguientes.
La exclusividad de hombres en el teatro continuó durante los primeros siglos de la Edad Moderna. De esta manera, el término drag queenproviene de la época de Shakespeare, cuando el actor masculino con rol de mujer debían estar “vestido como una chica” o “dressed as a girl”, de allí el acrónimo “drag”. El término queen proviene del tipo de personajes que generalmente eran representados en los papeles femeninos, principalmente reinas y mujeres de la nobleza.
La represión del travestismo fuera de los teatros continúo durante la Época Victoriana. El profundo interés por controlar a los individuos y castigarlos llevó a la implementación de ciertas prácticas disciplinarias. Por ejemplo, una manera de castigar a los niños que se portaban mal era vestirlos como niñas. La intención de dicha práctica era “rebajarlos” al papel de mujer. La conclusión que podemos sacar de eso es que aparte de una profunda misoginia, esa época se caracterizó por un obvio rechazo del travestismo como estilo de vida.
Uno de los primeros estudios sobre el travestismo fue llevado a cabo por el sexólogo alemán Magnus Hirschfeld en 1910. Fue este investigador quien introdujo el término ‘travesti’, que viene del latín trans (cruzar) y vestere(vestir). Dicha investigación estudió a personas que de forma voluntaria y frecuente se vestían con ropas asignadas a su sexo opuesto. Tanto la investigación de Hirschfeld como estudios posteriores han concluido que el travesti es casi siempre de orientación homosexual. Asimismo, lo que diferencia al travesti actual de aquellos que sólo se travisten para presentaciones artísticas, es que el travesti moderno se identifica con el género al que cambia.
Se han asociado diferentes causas con el travestismo. Se ha estudiado que a los hombres travestis homosexuales les atraen los hombres masculinos. Así, una posible causa es vestirse como mujer para tratar de conseguir hombres viriles, y así tomar el “rol de la mujer” en el ámbito sexual. Otras posibles causas son la estimulación sexual fetichista con prendas femeninas por la connotación sexual que representan, la oportunidad de expresar partes de su personalidad que se mantienen reprimidas al estar vestidos de hombres, e incluso exhibicionismo.
En épocas más recientes, las drag queens fueron importantes iniciadoras de los movimientos de libertad sexual y derechos civiles durante las décadas de 1960 y 1970. La revuelta de Stonewall en Nueva York en 1969, que simbolizó el inicio del movimiento gay a nivel mundial, fue liderada por drag queens que se enfrentaron a la policía defendiendo su libertad de expresión. Asimismo, en el ámbito artístico las drags han sido importantes motivadoras de libertad sexual durante las últimas décadas. En muchos de los desfiles gay alrededor del mundo, las drag adquieren lugares de privilegio por dicha razón.
El movimiento de las drag queen ha tratado de reivindicarse y de eliminar estereotipos que comúnmente les son asignados, como el decir que representan mujeres o que promueven una imagen dañina para la aceptación social de la homosexualidad. Ellas han empezado por diferenciarse de las mujeres y de las transexuales con cirugías. Lo que diferencia a las drag queens es el empleo de una estética basada en la exageración en el vestir y la sátira en sus presentaciones. Muchas de ellas exageran la elegancia y la moda con trajes y joyas muy elaborados. La drag queen estadounidense RuPaul ha dicho “Yo no personifico mujeres. ¿Cuántas mujeres conoces que usen tacones de siete pulgadas, pelucas de cuatro pies, y vestidos ajustados como piel? Yo no me visto como una mujer, me visto como una drag queen”. Asimismo, es sabido que sus presentaciones subversivas respecto a los roles de género han colaborado a romper con el control social opresor hacia la libre expresión.
El transgénero, sea travesti, drag queen o transexual (que abordaremos en otra entrada de este blog) ha jugado un papel sumamente importante a lo largo de la historia. Desde los antecedentes históricos del teatro, hasta las presentaciones mordaces de las drag queens contemporáneas, no cabe duda de que se han ganado un lugar importante en la diversidad de las sociedades modernas.
Transexualidad aparentemente ha estado alrededor mucho antes de que se le diagnosticó en el siglo XlX. Sin embargo, el diagnóstico moderno comenzó en la década de 1880 en Alemania, donde el campo de la sexología en ciernes se está creando. En 1886, un médico alemán con el nombre de Richard von Krafft-Ebing comenzó a estudiar la prevalencia de la divergencia de género entre la población homosexual. Él acuñó el término “gynandry” para describir el fenómeno. Más tarde, en 1902, describió algo que él llama “paranoia sexualis metamorfosis”, en donde un homosexual realmente le creyeron o ella para ser una persona del sexo opuesto. Sin embargo, Krafft-Ebing creía que esto, además de la homosexualidad, era puramente una ilusión, y una enfermedad mental.

Magnus HirschfeldMagnus hirschfeld
Aunque el trabajo de Krafft-Ebing fue el primero en tocar temas transgénero, el primer pionero verdadero en el campo fue el Dr. Magnus Hirschfeld. Como médico gay, dedicó sus estudios a los campos de sexo y género. Hirschfeld fue el primero en acuñar dos de los términos más populares para describir la transexualidad: travestismo y la transexualidad.
En 1910, escribió una monografía en dos volúmenes titulada Die Transvestiten: Eine Untersuchung ueber den erotischen Verkleidungstrieb mit umfangreichem material casuistischem und historischem. En él detalla las biografías de varios individuos de género variantes, que probablemente se clasificarían como transexuales hoy.
En 1923, Hirschfeld primero calificó el fenómeno como lo que él llama “la transexualidad psíquica” en Die Konstitution intersexuelle. Jahrbuch für sexuelle zwischenstufen, 23: 3-27.
En 1919, fundó la Hirshfeld Institut fuer Sexualwissenschaft (Instituto para la Ciencia Sexual) en Berlín, el mundo instituto sexológico primero. Nueve años más tarde, en Copenhague, y Norman Haire fundó la Liga Mundial de Investigación Sexual.
En 1930, dirigiéndose a la Asociación para el Avance de la Psicoterapia, Hirschfeld entregó la primera conferencia científica sobre la transexualidad.
Hirschfelds Archiv mit Schautafeln sexueller ZwischenstufenLA SOLUCIÓN QUIRÚRGICA
En la década de 1910, Hirschfeld comenzó a explorar la idea de una solución quirúrgica para algunos de estos casos.
Hirschfeld comenzó a trabajar con un médico de Viena, Eugen Steinach (quien más tarde escribió el libro de 1940, El sexo y la Vida. Cuarenta años de experimentos biológicos y médicos). Steinach había experimentado con el trasplante de gónadas en los intentos de curar una variedad de trastornos sexuales (que van desde la homosexualidad hasta travestismo). Sus primeros trabajos (Transformación arbitraria de animales machos en animales con pronunciadas características sexuales femeninas y la psique femenina, y la feminización de machos y masculinización de las hembras) detalló sus experimentos con el trasplante en conejillos de indias. Él fue el primero en teorizar que las glándulas sexuales contenía secreciones que hicieron los hombres actúan como los hombres, y las mujeres actúan como mujeres. Posteriormente, en los años 20 y 30, el campo floreciente de la endocrinología descubriría andrógenos y estrógenos.
En 1918, Hirschfeld informó en Sexuelle Zwischenstufen: Sexualpathologie que los primeros incompletos cirugías de reasignación sexual en la hembra a macho pacientes se llevaron a cabo en Berlín en 1912. En 1916, Max Marcuse publicó un artículo sobre Geschlechtsumwandlungstrieb, el deseo de tener un poco de su sexo cambiado. En 1926, R. Muehsam informó (en Chirurgische Eingriffe bei Anomalien des Sexuallebens: Therapie der Gegenwart 67: 451-455), que en 1920, Hirschfeld se refiere el primer hombre-a-mujer paciente a un cirujano, el Dr. Felix Abraham.
En 1921, el primer cirujano privado, Gohrbandt, empezó a practicar las primeras formas de reasignación sexual en Berlín.
Estos intentos iniciales de SRS estaban incompletos, por lo general implica simplemente la eliminación de los órganos sexuales de la paciente. Otras mejoras en el procedimiento fueron desarrollados en los años siguientes. Los más notables fueron los primeros intentos de vaginoplastia. Inicialmente vaginoplastia se realizó utilizando injertos de piel de las piernas y abdomen / o inferiores. Otras mejoras no vienen a lo largo de más de veinte años.
La primera completa de hombre a mujer SRS se informó en 1931, y se realiza en base a la recomendación de Hirschfeld por dos de sus compañeros de trabajo en su instituto, el doctor Levy-Lenz y el Dr. Félix Abraham. El paciente, Rudolph Richter, después de estar con el primer nombre femenino Dorchen, vivió y trabajó en el Instituto de Hirschfeld por más de 10 años como empleada doméstica (R. Herrn (1995) Vom Geschlechtsumwandlungswahn zur Geschlechtsumwandlung. Magazin pro famila 23 (2) : 14-18). En 1922, Richter se sometieron a la castración, seguido en 1931 con una penectomía y la construcción de una vagina artificial.
Ese mismo año, el Dr. Abraham informó de los detalles de dos hombres sometidos a cirugía de reasignación de sexo en su artículo de 1931 Genitalumwandlung un zwei maenlichen Transvestiten. (Zeitschrift fur Sexualwissenschaft 18:223-226) Una traducción de su artículo se puede leer en http://www.symposion.com/ijt/ijtc0302.htm.
En la primavera de 1930, Lili Elbe (antes el pintor holandés, Einar Wegener), mencionado por Hirschfeld, tuvo SRS con el Dr. Gohrbandt en Dresde. Murió al año siguiente de las complicaciones de la cirugía, pero no antes de ser anunciado como primer transexual del mundo. Periódicos holandeses comenzaron a reportar la noticia a finales de 1930, y su autobiografía póstuma, el hombre en la mujer (bajo el seudónimo de Niels Hoyer), fue publicado dos años después de su muerte.
Algunos de los primeros hembra a macho transexuales incluyen Claire Schreckengost y Henri de acceso (antes Henriette Alice Acces). En 1935, un corredor checoslovaco por el nombre de Zdenka Koubkova convirtió Zdenek Koubkov. Británico atleta María Edith Weston Louise se convirtió Mark Weston en la década de 1930. En 1937, el ciclismo belga campeón Elvira de Brujin convirtió Willy de Brujin.
Transexualidad en la Segunda Guerra Mundial
El 6 de mayo de 1933, el Instituto Magnus Hirschfeld para la Ciencia Sexual fue atacada y destruida por los nazis. Hirschfeld, en el exilio, murió dos años más tarde. Escritos sobre sexología fueron quemados, y sexólogos fueron perseguidos. Pronto, incluso Hirschfeld Liga Mundial de Investigación Sexual fue disuelta.
Debido a los acontecimientos políticos en Europa, la SRS fue colocada en un segundo plano. Sólo un puñado de operaciones de reasignación de sexo se llevaría a cabo hasta la próxima década. Clínicas en Dinamarca y Noruega reanudar algunas de las obras paralizadas por Alemania, realizando penectomías theraputic y castración.
Sin embargo, los primeros años de la Segunda Guerra Mundial fueron también una época de avances médicos que ayudarían transexuales futuras. Fue en este tiempo que los estrógenos primero llegó a estar disponible, con la introducción de Di-Ethyl estilbesterol en 1938 (originalmente para su uso en la alimentación de pollo!) Y Premarin en 1941.
En 1944-5, un cirujano británico, Harold Gillies, realiza algunas operaciones iniciales sobre Michael Dillon (anteriormente Laura). Él utilizó la técnica de tiempo de guerra de la cirugía de colgajo, que resultó ser un avance fundamental para la cirugía FTM.
saliendo-de-la-biblotecaCONCIENCIA PÚBLICA
Artículos ocasionales aparecido a lo largo de la década de 1930 que detallan varias operaciones transexuales, pero ninguno realmente captó la luz pública. En 1941, aparecieron varias historias acerca de Edward Richards, que fue a la corte para convertirse legalmente Barbara Ann Richards. Más tarde, Richards viajó al extranjero para someterse a una operación de cambio de sexo.
Sin embargo, no fue sino hasta finales de los 40 y principios de los 50 que la transexualidad se trasladaron a la luz pública. Eso ocurrió cuando el primer estadounidense, Christine Jorgensen, tuvo cirugía de reasignación sexual en 1952. Ella viajó a Copenhague, donde los cirujanos Paul Fough-Anderson y Erling Dahl-Iversen realizó su SRS inicial.
El 1 de diciembre de ese año, el New York Daily News publicó la historia con el titular: Ex-GI se convierte en belleza rubia!
Aparte de las noticias, los transexuales comenzó a contar sus propias historias, siguiendo la tendencia iniciada por Lili Elbe en 1933. Michael Dillon (un transexual de mujer a hombre) describió su caso en el auto: Un estudio de la ética y Endocrinología en 1946. Christine Jorgensen escribió su autobiografía en 1967. Striptease artistas, Hedy Jo Star, escribió uno de los primeros, I Changed My Sex. Roberta Cowell, un transexual prominente en el Reino Unido, también escribió una autobiografía.
La película que un tratado de capitalizar sobre la transexualidad en este momento, Glen o Glenda, fue un fracaso rotundo, y es ampliamente considerado como una de las peores películas de todos los tiempos.
Sin embargo, a pesar de que la transexualidad es más frecuente, sigue siendo un misterio para el público en general. Sus excursiones ocasionales en los ojos del público estuvieron marcadas todavía por el sensacionalismo y la incredulidad.
Sin embargo, entre la comunidad científica, la palabra sigue extendiéndose. En 1949, David O. Cauldwell escribió un artículo, Psychopathia Transsexualis, en el Diario, (Sexología 16: 274-280), y es a menudo erróneamente atribuye la creación del término “transexual”. Cauldwell sí creó “psicopatía transexualis” como una categoría sexológico alternativa, aparte de cuestiones relacionadas con la intersexualidad. Sin embargo, Cauldwell fue un ferviente opositor de un remedio quirúrgico, excepto en los casos de intersexualidad.
En 1953, el Dr. Harry Benjamin autor del artículo, Travestis y transexualidad, en la Revista Internacional de Sexología (7: 12-14). Dr. Benjamin había comenzado a tratar transexuales con la terapia hormonal en 1949.
Como resultado directo de la publicidad Jorgensen, el número de cirugías de reasignación de sexo, un puñado en la primera mitad del siglo, creció de forma espectacular. Los cirujanos fuera de Europa begand ofrecer SRS. Clínicas notables abrió sus puertas en Tijuana, y Casablanca.
Este último fue donde un cirujano con el nombre de Dr. Georges Burou comenzó a practicar SRS en 1953. Fue pionero en la forma de inversión penile de la vaginoplastia, que se utiliza hasta hoy.
transvestitesSRS EN AMERICA
A pesar de su creciente prevalencia en Europa, los cirujanos en los Estados Unidos eran reacios a realizar la operación, principalmente por miedo a la persecución, tanto civiles como penales. Sin un diagnóstico reconocido oficialmente SRS haciendo una causa médica válida, podría ser visto como el delito de “médico caos” (la mutilación permanente o mutilación de un individuo, lo que hace que el individuo parcial o totalmente indefenso).
En 1958, un grupo de médicos de la UCLA, Robert Stoller, Garfinkel y Harold Rosen Alexander, realizó la cirugía de feminización en una mujer llamada Agnes intersexual.
SRS finalmente llegó a Estados Unidos con la ayuda de un FTM Erickson, Reid. Nacido femenino, Reid heredó una fortuna de su padre, y comenzó la transición a vivir como un hombre bajo la supervisión del Dr. Harry Benjamin.
Erickson creó una organización, The Erickson Educational Foundation, para promover el estudio de la transexualidad. Un grupo de médicos de la Johns Hopkins University fueron de los primeros en beneficiarse de la generosidad de la EEF. Los doctores John Money, Howard Jones y Milton Edgerton comenzó la primera de América Clínica de Identidad de Género. Allí, en 1965, después de recibir el permiso de un tribunal de Baltimore, Phillip Wilson sufrió el SRS por primera vez en los EE.UU. para convertirse Phyllis Wilson.
En 1966, la Clínica de la Universidad Johns Hopkins Género anunció su éxito con el New York Times. Además, ese mismo año el Dr. Harry Benjamin escribió su penúltimo trabajo, The Transsexual Phenomenon.
Ahora, se abrieron las compuertas, ya que en los próximos dos años varias universidades abrieron clínica de género: Stanford (bajo psiquiatra Norman Fisk y cirujano Donald Laub), UCLA (dirigido por el Dr. Robert Stoller), Northwestern y la Universidad de Minnesota (Dr. Hastings?). La clínica Stanford, en particular, se destacó por su trabajo pionero, que implica tanto la vaginoplastia sigmoide resección de colon, y los avances en las técnicas de phaloplasty.
En 1969, el practicante privado comenzó a realizar SRS en América: Dr. Stanley Biber, trabajando a partir de dibujos de la Clínica Universidad Johns Hopkins. Su práctica era vista como una alternativa a las clínicas de género, donde los transexuales potenciales se esperaba que cumplen con los criterios estrictos de veces antes de ser galardonado con el SRS.
transSRS EL MUNDO
Otros países que pronto llegó a ser más relajado acerca de SRS. En 1967, un cambio en la ley británica permite Charing Cross Hospital para comenzar a realizar SRS, bajo el Dr. Phillip, y en 1969, Alemania despenalizó el procedimiento. En 1971, el Dr. Léon Perel realiza la reasignación de sexo por primera vez en el hospital Saint-Francois en París.
La Erickson Educational Foundation comenzó a patrocinar una serie de simposios internacionales sobre Identidad de Género. El primero se celebró en Londres, en 1969. Futuras reuniones tuvieron lugar en Dinamarca – 1971, Yugoslavia – 1973, Stanford – 1975, Norfolk – 1977, y finalmente en San Diego – 1979.
En 1972, el primer AMA oficialmente sanciona SRS como el tratamiento de la transexualidad. “Síndrome de Disforia de Género” fue acuñado un año más tarde por Norman Fisk.
Institut_fuer_SexualwissenschaftDESGLOSE
A finales de 1970, sin embargo, el clima empezó a cambiar. Los primeros síntomas se observaron en la Universidad Johns Hopkins, donde fue sustituido el presidente del departamento de psiquiatría, el Dr. Joel Elkes, por el Dr. Paul McHugh. McHugh vio SRS como mutilación innecesaria, y se dispuso a cerrar el programa. Asignó Dr. John Meyer para hacer un seguimiento a largo plazo estudio de seguimiento de 50 transexuales que se sometieron a SRS en la Universidad Johns Hopkins. Informe de Meyer, publicado en 1977, afirmaba que SRS no confiere ventaja objetiva en cuanto a la rehabilitación social de los transexuales. Aunque el documento fue ampliamente criticada como deficiente, lo llevó a la clausura de octubre 1979 de la Clínica Universidad Johns Hopkins de Identidad de Género.
Los transexuales fueron atacados en este momento tanto desde la comunidad lésbico / gay y los grupos feministas. Un buen ejemplo fue la publicación en 1979 del libro de Janice Raymond, El Imperio Transexual: The Making of the She-Male, en el que atacó a los transexuales desde una perspectiva feminista. En resumen, criticó TS para reenforcing roles de género, y se quejó de que los hombres (el TSS) fueron sólo la transición a dominar y además oprimir a las “verdaderas” mujeres.
Sintiendo la presión política, otras universidades comenzaron a disminuir sus programas de género propios. Algunos se suspendieron por completo. Otros, como la Universidad de Stanford, se retiraron de la universidad, convirtiéndose en no-afiliados, fundaciones sin fines de lucro. En 1977, la Fundación Educativa de Erickson se disolvió, dejando incluso el ISGE con un futuro incierto.
Normas de atención
Durante sus reuniones de 1977 y 1979, el ISGE comenzó a planear su futuro. La caída del género clínicas, y la pérdida de apoyo de la EEF indica un cambio fundamental en la forma en que se ofreció apoyo transgénero.
Bajo la dirección de Paul Walker, en 1979, se reformó el ISGE como la Internacional Harry Benjamin de Disforia de Género Asociación. Para proporcionar a sus miembros un estándar consistente para el tratamiento de las cuestiones de transgénero, la HBIGDA adoptó un conjunto de directrices llamado Los Estándares de Cuidado.
http://translate.google.es/translate?hl=es&sl=en&u=http://www.cinematter.com/tshistory.html&prev=/search%3Fq%3DDr.%2BMagnus%2BHirschfeld,%2Btransexualidad%26hl%3Des%26tbo%3Dd%26noj%3D1&sa=X&ei=SDkEUZ3SE4rLhAfb7IGQCA&ved=0CDcQ7gEwAA
Las Normas de Cuidado, se revisaron cinco veces desde entonces (en enero de 1980, marzo de 1981, enero de 1990, junio de 1998 y febrero de 2001).
En 1980, la American Psychiatric Association aparece la transexualidad como un trastorno oficial en el DSM-III. El diagnóstico fue cambiado a “trastorno de identidad de género” en el DSM-IV.
A través de la década de 1980, los cirujanos privados comenzaron a tomar el mando de la SRS. Innovaciones adicionales fueron hechas, como la vaginoplastia colon ascendente, el uso de tejido escrotal para adicionales injertos vaginales y uretrales colgajos mucosos para proporcionar lubricación.
http://translate.google.es/translate?hl=es&sl=en&u=http://www.cinematter.com/tshistory.html&prev=/search%3Fq%3DDr.%2BMagnus%2BHirschfeld,%2Btransexualidad%26hl%3Des%26tbo%3Dd%26noj%3D1&sa=X&ei=SDkEUZ3SE4rLhAfb7IGQCA&ved=0CDcQ7gEwAA

Institut für Sexualwissenschaft en Berlín aEL INSTITUTO DE LAS CIENCIAS SEXUALES DE ALEMANIA
A principios del siglo XX palabras como sexualidad, homosexualismo, lesbianismo y transexualismo no existían ni siquiera en los diccionarios de uso científico. No fue sino hasta después de la I Guerra Mundial que en la derrotada Alemania, una docena de investigadores crearían las bases de la sexualidad moderna. Callada por los medios de comunicación oculta durante mucho tiempo esta es la historia del Instituto de Investigación Sexuales de Alemania. Después de leerlo juzgue usted esta investigación.
El Institut für Sexualwissenschaft (Instituto para la Ciencia Sexual) fue una institución privada para el estudio y la investigación sexológica en Alemania de 1919 a 1933.
El Instituto era una fundación sin ánimo de lucro situada en el Tiergarten (zoológico), en in den Zelten, en Berlín. Su director era un médico judío, Magnus Hirschfeld (1868-1935) que desde 1897 había dirigido el Wissenschaftlich-humanitäres Komitee (Comité humanitario-científico). El Comité había hecho campaña por la reforma de los derechos de homosexuales en base a valores conservadores y racionales. El Comité también publicaba una revista Jahrbuch für sexuelle Zwischenstufen (Anuario para sexualidades intermedias).
El Institut für Sexualwissenschaftfue inaugurado en 1919 por Hirschfeld y su colaborador Arthur Kronfeld, psicoterapeuta y más tarde catedrático en la Charité. Además de ser una biblioteca de investigación y contener una gran archivo, el Instituto también tenía divisiones médicas, psicológicas y etnológicas, y una oficina de información sobre el matrimonio y temas sexuales. El instituto era visitado por unas 20.000 personas cada año y llevaba a cabo unas 1.800 consultas médicas. Los visitantes más pobres eran tratados de forma gratuita. Además, el Instituto defendía la educación sexual, la contracepción, el tratamiento de las enfermedades de transmisión sexual y la emancipación de las mujeres. fueron pioneros mundiales en la defensa de los derechos civiles y la aceptación social para homosexuales y transgénero.
Magnus Hirschfeld fue el primero en utilizar la palabra transexualismo, identificando las categorías clínicas que su colega Harry Benjamin desarrollaría más tarde en EE. UU. Entre los empleados y clientes del Instituto había personas transgénero. Se ofrecían diversos servicios endocrinológicos y quirúrgicos, incluyendo las primeras operaciones modernas de «cambio de sexo» en los años 30. Hirschfeld también trabajó en los años 30 con la policía para disminuir el arresto de travestis bajo la sospecha de prostitución, hasta que el nazismo le obligó a huir de Alemania.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s