Ante el 1º de mayo ATC llibertat pide abrir el mercado laboral a las personas transexuales.

DSCN0890Ante el 1º de mayo
ATC llibertat pide abrir el mercado laboral a las personas transexuales.

Desempleo, precariedad, subempleo, exclusión y acoso caracterizan la realidad laboral de hombres y mujeres transexuales.

En un contexto de dura crisis económica algunos colectivos sociales sufren con más rigor las dificultades para acceder a un empleo o para mantenerlo. Este es el caso de las personas transexuales. Las organizaciones LGTB dedican a trabajar por el avance de la dignidad del colectivo trans, a la celebración reivindicativa del 1º de mayo pidiendo que el mercado laboral se abra a los hombres y mujeres transexuales.
Queremos llamar la atención sobre las dificultades que encuentra una persona transexual en su proceso de inserción laboral: falta de formación inicial o no completada, desconocimiento de las herramientas para la búsqueda de empleo, miedo escénico (por ejemplo ante una entrevista de trabajo), estereotipos en el imaginario cultural de las personas transexuales… Por otro lado la incongruencia entre el aspecto físico y los datos del DNI crea dificultades en la empresa a la hora de la contratación y por ello animamos, con la información pertinente, a superar los miedos, a las empresarias y empresarios para que eliminen sus prejuicios e inconveniente para contratar.
Las mujeres transexuales, que pasan menos desapercibidas en la sociedad, son rechazadas en casi cualquier profesión y algunas no ven otra salida que dedicarse al mundo del espectáculo o la prostitución para sobrevivir. El estereotipo que vincula la realidad transexual y el trabajo sexual está asumido incluso dentro del colectivo transexual (aunque la realidad nos dice que existen otras ocupaciones al margen del trabajo sexual aunque no sin dificultades). Dentro del grupo de mujeres transexuales que son trabajadoras sexuales un buen porcentaje han tomado su decisión por libre opción o por mejorar sus ingresos económicos, a la vista de la comparación salarial con otras actividades económicas. También hay un sector sin formación, sin alternativas de inserción, que acaba en esta ocupación. En cualquier caso es imprescindible que existan programas de inserción laboral para que ninguna mujer se vea obligada, por el contexto que sea, a ejercer la prostitución en contra la su voluntad.
Denunciamos que el subempleo y la precariedad es habitual entre la población transexual.
Algunos ejemplos: personas transexuales migrantes subsisten con la venta a domicilio de comidas, personas trans llamadas para suplencias, por pocas horas… (sobre todo en el sector de restauración y limpieza) y recordamos que aquellas mujeres transexuales, que, por el motivo que sea, se dedican al trabajo sexual no tienen ninguna norma que les ofrezca garantías (horarios y jornadas arbitrarios, desprotección ante riesgos laborales, no cotizan a la seguridad social, no hay prestación por desempleo…)
Finalmente, cuando por fin encontramos un empleo, muchas personas trans se enfrentan al acoso de compañeros y compañeras del trabajo que incluso pueden desembocar en el abandono a causa de la presión, burlas e insultos… es decir la transfobia.
Desde ATC llibertat consideramos que los partidos políticos tienen que tener un compromiso para elaborar una “Ley integral de igualdad de trato y contra la discriminación” es un paso en la buena dirección para atajar los problemas laborales de las personas transexuales pero mostramos nuestra preocupación por que no existe aún una propuesta sobre la cual los agentes sociales podamos ir haciendo aportaciones. ATC llibertat pide, asimismo, a la conselleria be bienetar social que se realice un estudio riguroso sobre la realidad socio-laboral del colectiva trans.
ATC LLibertat seguirá trabajando con sindicatos y partidos Catalanes para tanto esa ley como otros mecanismos de mejora de la situación laboral de las personas transexuales se hagan realidad.

DSCN0887El desempleo es una gran preocupación para las personas trans. El estudio Engendered Penalties (Whittle, S, Turner, L, Al-Alami M (2007) Engendered Penalties: Transgender and Transsexual People’s Experiences of Inequality and Discrimination, Wetherby: The Equalities Review) muestra que sólo el 31% de los participantes tienen un empleo a tiempo completo. La proporción exacta para las mujeres trans es del 40% y para los hombres trans del 36%, mientras que entre la población no trans estas proporciones son del 57% para las mujeres y del 72% para los hombres. Una investigación española sobre el desempleo entre las personas trans mostró que el 54% de los participantes estaban desempleados (Datos como citados en Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europa (FRA), Homophobia and Discrimination on the grounds of sexual orientation in the EU Member States, Part
II – The Social Situation y en Esteva, I et al. (2001) Social Inequalities: Demographic Characteristics of Patients Treated at the First Gender Identity Disorder Unit in Spain, comunicación presentada en el XVII Harry Benjamin International Gender Dysphoria Association Symposium, Galveston, Texas.)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s