Un estudio con grandes empresas norteamericanas visibiliza la discriminación laboral contra las personas LGTB

el

aUn estudio con grandes empresas norteamericanas visibiliza la discriminación laboral contra las personas LGTB

Nueva confirmación de la discriminación laboral de las personas LGTB. Un estudio llevado a cabo en Estados Unidos ha puesto de manifiesto sus mayores dificultades a la hora de acceder a un puesto de trabajo: en condiciones de igual preparación, o incluso de objetiva superioridad, las personas que eran percibidas como LGTB tenían menos posibilidades de ser seleccionadas. Se trata además de una discriminación difícil de detectar y combatir, pues se camufla bajo el velo de las preferencias para dar paso a unos currículos sobre otros.

La investigación fue realizada por el Equal Rights Center, una organización con más de 30 años de historia dedicada a la lucha contra diversos tipos de discriminación, y Freedom to Work, asociación LGTB que actúa frente a la discriminación laboral de este colectivo. El método fue sencillo: se enviaron currículos ficticios de 200 candidatos, repartidos en grupos de dos. Las empresas seleccionadas fueron ocho y tienen contratos con el gobierno federal de Estados Unidos. En siete de los ocho casos, se trata de empresas que no prohíben la discriminación contra las personas LGTB. En el octavo caso, el de ExxonMobil, los accionistas han rechazado por votación en reiteradas ocasiones una resolución contra la discriminación por orientación sexual.

En cada uno de estos dos currículos enviados, había uno en el que se mostraba una experiencia del candidato en un colectivo LGTB. Dicha experiencia significaba objetivamente un mérito para los requisitos del puesto al que se concursaba. El otro supuesto candidato reflejaba experiencia en una organización de un ámbito no LGTB. La otra diferencia era que el perfil del candidato con experiencia en asociaciones LGTB era más sólido y mostraba una cualificación superior para el puesto.

Los resultados fueron claros: los trabajadores con “currículos LGTB” tienen un 23 % menos de posibilidades de que los volvieran a llamar. De nada sirvió que estos currículos fueran superiores: aún así los candidatos menos formados del otro grupo recibían más respuestas (podéis consultar los resultados en detalle pinchando aquí).

Un buen ejemplo es lo sucedido con ”Jennifer” frente a “Michelle”, dos candidatas ficticias para un puesto de auxiliar administrativo en ExxonMobil. Las dos tenían formación similar en cuanto a nivel educativo, fueron a la misma universidad y tenían cualificaciones similares. Sin embargo, Jennifer mostraba experiencia en activismo LGTB mientras que Michelle en el feminismo. Además, Jennifer había tenido un cargo de mayor responsabilidad en su trabajo anterior, con lo que aventajaba a Michelle. Las solicitudes fueron enviadas el 14 de diciembre de 2012. Michelle recibió dos llamadas para una entrevista. Al no haber respuesta, Exxon le envió un correo electrónico indicando que el puesto estaría disponible hasta el día 21. En todo este tiempo, Jennifer recibió la callada por respuesta.

Los resultados muestran la misma tendencia que trabajos previos. En 2011 nos hacíamos eco, por ejemplo, de otro estudio de la Universidad de Harvard que comparó dos currículos prácticamente idénticos que fueron enviados en respuesta a 1.700 ofertas de puestos de trabajo cualificados en siete estados de Estados Unidos. La única diferencia fue que en uno se mencionaba entre los antecedentes experiencia como tesorero en un colectivo gay universitario, mientras que en el otro se mencionaba una experiencia similar en una “Alianza Progresista y Socialista” (para que ambos perfiles fueran percibidos como pertenecientes a un candidato de ideología progresista y eliminar un posible sesgo ideológico). El currículo perteneciente al supuesto candidato gay tenía un 40 % menos de posibilidades de ser contactado.

Estudios que vienen a apoyar la pertinencia de la decisión del presidente Obama de promulgar un decreto para acabar con la discriminación basada en la orientación sexual e identidad de género en las empresas con contratos federales. Verdaderamente, los resultados confirman la necesidad de estas leyes, en Estados Unidos y en otros países como el nuestro. Y es que la discriminación puede tener muchos rostros y uno especialmente eficaz por indetectable es el de la selección de personal donde siempre pueden alegarse otros motivos.

aCasi un 45% de las personas LGTB en España se sienten discriminadas en el ámbito laboral y personal

Es lo que se llama desfase entre igualdad real y legal. A pesar de que la Organización Internacional del Trabajo, OIT, advierta de la ilegalidad de la discriminación laboral con la campaña “La hora de la igualdad en el trabajo”, como ya os contamos en RAGAP. Siempre es importante reflexionar como discriminación combinada con la pobreza han condenado al subempleo, el desempleo y la exclusión a miles de personas LGTB, las cuales en muchos casos han recurrido al comercio sexual para poder sobrevivir.

El Estudio 2013 sobre Discriminación por Orientación Sexual y/o Identidad de Género en España hace balance de las graves situaciones que se producen en la escuela y en el trabajo. De la mano del el escritor Eduardo Mendicutti se presentará el próximo lunes, 9 de diciembre, a partir de las 19 horas, en la sede de COGAM en Madrid (en calle de La Puebla, 9, esquina a calle Ballesta. Metros: Gran Vía, Callao y Chueca). Además se aportarán los datos de la discriminación sufrida por los jóvenes menores de 35 años. El informe ha sido realizado conjuntamente por COGAM y FELGTB y será presentado por sus autores: Antonio Arroyo y Agustín López, del grupo de Derechos Humanos de COGAM, y Jesús Generelo, secretario general de la FELGTB.

Este informe es fruto de una encuesta realizada a personas LGTB de toda España, durante los meses comprendidos entre diciembre de 2012 a febrero de 2013 y el medio usado ha sido Internet. Entre los datos más significativos alerta de la especial vulnerabilidad de los habitantes de municipios pequeños donde el temor a represalias está totalmente justificado porque es muy difícil de demostrar.

Entre los interesantes datos que se expondrán figura que casi el 45% de la población que ha participado en esta encuesta asegura haberse sentido discriminada en el desarrollo de su vida cotidiana y profesional lo que da idea de lo extendida que está todavía la marginación lgtbfóbica. Asimismo, las administraciones y las instituciones no parecen ser percibidas por la población LGTB como lo suficientemente garantistas e inclusivas para contar con ellas en caso de necesidad.

En algunos sectores, como el educativo, las dificultades de los trabajadores pueden ser mayores. El informe cita varios casos como el de una profesora de Educación Secundaria que estaba contratada en un colegio privado concertado en donde indagaron sobre su orientación sexual con el objeto de aportarlo como causa de despido o el caso de un hombre que explica que al terminar una entrevista de trabajo en la que le contrataron salió del armario después de una pregunta posterior a la entrevista y no superó los 15 días de prueba. Imposible de demostrarlo y, por tanto, de denunciarlo.

El ámbito laboral, no obstante, es el que cuenta con una normativa europea más precisa contra la discriminación por orientación sexual. Con los datos en la mano, parece que el conocimiento o la efectividad de esta directiva no es muy elevado. Hay un desfase entre igualdad legal e igualdad real.

En cuanto a las personas que han sufrido discriminación en un centro educativo, la encuesta revela que un 92,76% ha sido provocado por los propios compañeros y un 26,87% procedió del profesorado. Estos datos superan incluso los recogidos en el informe “Acoso escolar homofóbico y riesgo de suicidio en adolescentes y jóvenes lesbianas, gais y bisexuales” en los que se mostraba que el 11% de los acosados había recibido este trato de profesores varones y el 8% de profesoras. Aunque es importante diferenciar entre discriminación y acoso, el dato es innegable: Existe un cierto porcentaje de profesorado muy poco respetuoso con la diversidad sexual y de género.

Si quieres conocer completo el ‘Estudio 2013 sobre Discriminación por Orientación Sexual y/o Identidad de Género en España’ pincha sobre este enlace.

Si quieres tener más información sobre la normativa europea sobre igualdad laboral, entra en el portal www.stop-discrimination.info.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s