El Estigma laboral en el camino de las personas trans

El Estigma laboral en el camino de las personas trans

La trobada Translaboral, Sabadell noviembre 2019

Más de una de cada cuatro personas trans han perdido un trabajo debido a prejuicios, y más de tres cuartos han experimentado alguna forma de discriminación en el lugar de trabajo. La negativa a contratar, las violaciones de privacidad, el acoso e incluso la violencia física y sexual en el trabajo son hechos comunes, y las personas de color trans las experimentan en tasas aún más altas. Muchas personas informan que cambian de trabajo para evitar la discriminación o el riesgo de discriminación. Los niveles extremos de desempleo y pobreza llevan a uno de cada ocho a involucrarse en economías clandestinas, como el trabajo sexual y de drogas, para sobrevivir.

Según un estudio reciente de la Asociación Catalana de Cataluña Libertad, el paro entre los trans llega al 85%, ocho veces por encima de la tasa general (Cataluña, trimestre 2019: 10,9%). El encuentro Translaboral, celebrada en Sabadell, se propuso reducir los registros de desempleados y la discriminación laboral en Cataluña desde la capital vallesana. El reto es mayúsculo, como reconocen las mismas encuestas: un 44% de los españoles ve ser transexual como una desventaja para conseguir trabajo, según un informe del Instituto de la Mujer. Los prejuicios condicionan el acceso al trabajo y el clima laboral una vez se está dentro. Es el estigma o el trabajo.

Educar para cambiar
Hay que ver las capacidad laborales, no el tránsito de la persona, demandan las personas trans. Pero, por donde se empieza? Argentina ha sido pionera con una cuota para garantizar la presencia de trans en las empresas. En España, Aragón ya se ha planteado aplicarlo.

Desde Sabadell, sin embargo, se habla más en clave de educación. Hay coeducación, tanto en las escuelas como en el trabajo. Al igual que se hacen cursos de riesgos laborales, se debería poder tratar sobre el tema.

Algunas personas trans que desean revelar esta verdad sobre sí mism@s a otr@s han llegado a un punto de ruptura en sus vidas donde es demasiado difícil ocultar quiénes son por más tiempo. Las personas trans a menudo se sienten obligadas a compartir quiénes son para construir relaciones más fuertes y más auténticas con las personas más cercanas a ellos. Esto es particularmente cierto en la escuela y en el trabajo, donde constantemente pasamos la mayor parte de nuestra vida de vigilia con otras personas.

Si bien existen beneficios, también puede haber riesgos y consecuencias graves. La decisión es tuya y solo tuya. Es importante sopesar los riesgos y las recompensas antes de tomar la decisión de contarles a los demás.

Algunos beneficios de la divulgación:

  • Viviendo una vida auténtica y completa
  • Reducir el estrés de ocultar nuestra identidad.
  • Ser más productivo en el trabajo.
  • Desarrollar relaciones más cercanas y genuinas con colegas, y clientes.
  • Desarrollar la autoestima a partir de ser conocidos por quienes realmente somos
  • Tener amistades auténticas y abiertas con otras personas transgénero
  • Convertirse en un modelo a seguir para otros

Algunos riesgos / consecuencias de salir:

  • No todos entenderán o aceptarán
  • Familiares, amigos y compañeros de trabajo pueden estar conmocionados, confundidos o incluso ser hostiles.
  • Algunas relaciones pueden cambiar permanentemente
  • Puede experimentar acoso, discriminación o violencia.
  • Puede perder su trabajo

Recuerde, no hay una forma correcta o incorrecta de revelar ser trans o vivir abiertamente. Puede que no signifique que tenga que estar fuera en todo momento o en todos los lugares. Tiene el derecho y la responsabilidad de decidir cómo, dónde, cuándo e incluso si compartir su identidad con los demás, en función de lo que sea adecuado para usted.

Visibilidad transgénero: una guía para ser tú en “ingles”” https://assets2.hrc.org/files/assets/resources/trans_guide_april_2014.pdf

Es importante hacer un inventario de los riesgos relacionados con estar fuera del trabajo. Salir en el trabajo tiene el potencial de afectar su sustento, ya que no existe una ley estatal trans que proteja de ser despedido debido a su identidad de género. Sin embargo, muchas comunidades, ciudades  tienen leyes u ordenanzas que prohíben la discriminación basada en la identidad y expresión de género. Además, varios otros comunidades interpretan sus leyes existentes de no discriminación para proteger a las personas trans. Es importante conocer la ley en su ciudad o comunidad antes de salir al trabajo.

Además, más corporaciones y empresas del sector privado están comenzando a incluir la identidad y expresión de género en sus políticas de no discriminación. Un número creciente de empleadores del sector privado incluye la identidad de género en sus políticas de no discriminación, incluida la mayoría de las compañías de la lista Fortune 100.

“La mayoría de los empleadores no crearían a sabiendas un ambiente de trabajo hostil para los empleados en los que han invertido tiempo y capacitación”, dice Diego Sánchez, Director de Política de PFLAG National . “Las políticas inclusivas ayudan a una empresa a retener empleados valiosos”. Si eres trans, es posible que desees analizar tu situación personal con un gerente, supervisor, profesional de recursos humanos o delegado sindical de confianza antes de hablar con tus compañeros de trabajo.

Revelar antes, durante o después de las entrevistas de trabajo

No hay una forma “correcta” de acercarse a revelar su identidad a un posible empleador y, lo que es más importante, no debería tener que hacerlo.

Si ya reveló o hizo la transición en el trabajo o la escuela, es posible que no tenga muchas opciones sobre si compartir su identidad con un posible empleador o cuándo hacerlo. Además de las referencias y verificaciones de antecedentes, los empleadores utilizan cada vez más las búsquedas en Internet para evaluar a los candidatos, tal vez incluso en jurisdicciones con protecciones legales contra la discriminación basada en la identidad de género, la expresión de género o la apariencia personal.

Además, los empleadores pueden solicitar su género y / o sexo como parte de la solicitud o el proceso de incorporación (para fines de informes de la Comisión de Igualdad de Oportunidades de Empleo), fines de seguro de salud y otros registros gubernamentales antes o poco después de su primer día de trabajo, cuando muchos de los empleados son considerados en períodos de “prueba”  y el empleador se reserva los derechos adicionales para despedir al nuevo empleado.

Si está solicitando empleo, use su mejor criterio y haga su investigación para ver si el empleador tiene protecciones contra la identidad de género o la discriminación de expresión: busque en Internet, use sus conexiones para encontrar a alguien que trabaje en la organización o conéctese con el grupo de empleados LGBTQ de la organización, si hay uno.

Si se siente obligado a revelar su identidad con un empleador nuevo o potencial, considere acercarse a un representante calificado de un sindicato o de delegado del cómite de empresa.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s